Más inversiones para Valencia

En el último pleno municipal del més de julio, los socialistas volvimos a reclamar una vez más las inversiones fundamentales que Valencia necesita para su desarrollo económico y para afianzar la salida de la crisis. Medidas fundamentales para promover y dinamizar la maltrecha economía de nuestra ciudad y que están reclamando tanto las entidades económicas y empresariales como ciudadanas, y que nosotros hemos llevado al Congreso de los Diputados en forma de PNL y al Pleno del Ayuntamiento, donde el PP las rechazó. Aquí podéis ver el extracto de mi intervención en el pleno defendiendo la moción:


El turismo que queremos. La ciudad que queremos.

Tras las vacaciones de verano, es el momento de evaluar el impacto que el turismo ha dejado en nuestra ciudad y de empezar a pensar la estrategia para el futuro. Por eso, hemos iniciado una serie de reuniones, empezando por algunos de los representantes del sector turístico en Valencia, para sentar las bases de una estrategia que desarrolle la oferta cultural de la ciudad y tenga en cuenta su enorme valor patrimonial, para atraer un nuevo perfil de turismo. Sin duda, el modelo de ciudad que tengamos, tendrá mucho que ver con el tipo de turismo que recibamos en los próximos años. Calabuig defiende que el modelo de turismo es indisoluble del modelo de ciudad.


Pagando impuestos como es mi obligación y la de todos.

Algunas personas me han pedido que aclare las noticias que aparecieron ayer sobre el Fondo Voluntario de Pensiones de los Miembros del Parlamento Europeo al que coticé durante los cerca de cuatro años en que estuve en esa institución.

 

En primer lugar, quiero aclarar que no tengo una SICAV en Luxemburgo, ni aquí, ni en ninguna parte, ni la he tenido nunca ni la tendré. Soy un ciudadano normal que paga sus impuestos exactamente igual que la inmensa mayoría y nunca he buscado procedimientos para evadirlos, ni los buscaré, porque me parece un imperativo legal y sobre todo ético, contribuir a las arcas públicas de mi país.

 

En segundo lugar, dicho fondo nunca me ha reportado beneficio alguno -ni un euro- y está sometido, como los demás, a la evolución negativa o positiva que tenga en el mercado en los próximos años. Por tanto, ni siquiera se si, el día que me jubile, me aportará alguna ventaja.

 

En tercer lugar, si algún día recibo algún rendimiento – que sin duda no será muy elevado debido al escaso tiempo de cotización- pagaré los impuestos que correspondan en España que según algunas fuentes estarían entre el 17 y el 23% y según otras entre el 27 y el 52% dependiendo de la legislación aplicable a partir del año 2025.

 

En cuarto lugar, en el tiempo que fui eurodiputado, existía dicho fondo voluntario de pensiones de los miembros del Parlamento Europeo, que se ofrecía como parte de los servicios de la cámara. A él, coticé durante aquellos años – al igual que centenares de diputados de toda Europa y de todas las formaciones políticas- y era completado en parte por la propia institución. Ese tipo de fondos complementarios existen en numerosas instituciones y empresas, en este último caso, como parte de acuerdos con los trabajadores.

 

En quinto lugar, el fondo está regulado por la propia Mesa del Parlamento Europeo que establece los deberes, derechos y procedimientos de la entidad gestora y de los posibles beneficiarios. Además, tiene su sede en el propio Parlamento y está supervisado por un consejo del que forman parte eurodiputados de varios países y que se elige periódicamente.

 

En sexto lugar, el fondo está residenciado en Luxemburgo y se rige por las leyes de ese país. El Parlamento Europeo tiene tres sedes: Bruselas, Estrasburgo y Luxemburgo. En este último país se concentra la mayor parte de la gestión administrativa del PE. Las leyes luxemburguesas ofrecen a este tipo de productos mayores ventajas fiscales para las empresas que los gestionan que otros territorios de la Unión por lo que aquí se ha interpretado que el tratamiento se asemeja a lo que en España se denomina SICAV. Sin embargo, residenciarlo en ese país es una decisión tomada muchos años antes de mi llegada al PE y en el futuro, si yo –algún día- obtuviera alguna ventaja económica tendría que cotizar de acuerdo con la legislación española que esté vigente en ese momento, es decir a partir de 2025.

 

En séptimo lugar, no considero que exista la menor duda legal, moral, ética e incluso estética sobre mi decisión de aquellos años de participar en un servicio de la cámara como este. El fundamento de la decisión recientemente tomada por algún eurodiputado de otra formación seguramente habrá que buscarla en conflictos y tensiones personales y políticas de su formación y no en una decisión a la que difícilmente se puede encontrar algún reproche del tipo que sea.

Espero que sirva de aclaración y en cualquier caso estoy a disposición para cualquier duda que todavía pueda persistir. Gracias.

 


El Gobierno tumba el PEPRI de Barberá

Por fin el Ayuntamiento de Valencia va a tener  que actuar en el Cabanyal después de más de veinte años de desidia y abandono. El anuncio tras el último Consejo de Ministros del mes de octubre no viene más que a darnos la razón en esta cuestión: la orden ministerial de Gonzalez Sinde sigue vigente y obliga al Ayuntamiento a adaptar el PEPRI de manera que preserve el patrimonio y rehabilite el Cabanyal.


No a la Reforma de la Ley de la Administración Local

Las y los socialistas de Valencia hemos participado en las protestas contra el proyecto de Ley de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local presentado por el PP. Esta reforma dinamita la autonomía local a la hora de prestar servicios complementarios de otras administraciones, especialmente los relativos a la educación, la cultura, promoción de la mujer, vivienda, sanidad y protección del medio ambiente. Es decir, la reforma del PP va claramente a dinamitar las señas de identidad de los programas de gobierno local de los ayuntamientos socialistas.


Barberá huye del Debate de la Ciudad

Las y los socialistas de Valencia hemos reclamado largamente la celebración de un debate sobre el estado de la ciudad para tratar de poner, entre todas y todos, soluciones y propuestas para el futuro de nuestra ciudad. Un debate en el que la alcaldesa explique su gestión y exponga su proyecto para la ciudad, si es que tiene alguno y confronte ese proyecto con las propuestas de la oposición. Sin embargo, ese debate no es posible ante la negativa de la alcaldesa a debatir con nadie desde hace casi 20 años. Con esta actitud soberbia y prepotente, oculta la falta de liderazgo y el agotamiento de su proyecto.

Las y los socialistas hemos conversado con decenas de entidades cívicas, asociaciones y colectivos para recoger sus quejas pero también sus propuestas para la ciudad. Y las hemos trasladado al Pleno Municipal, en el debate que tuvo lugar el miércoles 23 en un documento con veinticinco propuestas que podéis consultar aquí. Gracias a todos y todas por vuestras aportaciones. Entre todas y todos conseguiremos volver a dar a Valencia el impulso que necesita.

Aquí podéis ver el video con nuestra intervención en el debate de la ciudad:

Y en este otro podéis ver cómo la Sra. Barberá abandona el salón de plenos, tan pronto como la oposición empieza su turno de palabra:


Debate Social y diálogo para mejorar la vida de las personas

Valencia es prácticamente la única gran ciudad española y europea que no celebra un debate sobre el estado de la ciudad, en el que participen tanto los grupos con representación política como colectivos, asociaciones y entidades  cívicas y ciudadanas.

Los y las socialistas de Valencia estamos insistiendo en la necesidad de celebrar un debate de este tipo en nuestra ciudad como instrumento de diálogo entre el gobierno local y los grupos de la oposición, para intentar alcanzar soluciones entre todos, para salir de la crisis. Sin embargo, Rita Barberá, al frente del ayuntamiento desde hace más de veinte años,  trata de impedir, dificultar y ocultar por todos los medios tanto el debate como la participación social. Como ejemplo, sólo apuntaremos que el Consejo Social de la Ciudad no ha sido convocado jamás desde su creación, y eso que es necesario su visto bueno para aprobar los presupuestos municipales.

Una vez más, los socialistas vamos a exigir que se celebre un Debate sobre el Estado de la Ciudad, pero esta vez queremos ir más allá, y presentar ante el equipo de gobierno la voz y las reivindicaciones de la ciudadanía para conocer su realidad y elaborar propuestas serias y rigurosas que respondan a sus necesidades. Esperamos que con las aportaciones de todos, cambiemos el rumbo de esta ciudad y ofrezcamos nuevas esperanzas a los valencianos y valencianas.

Para eso, los socialistas estamos celebrando el Debate Social de la Ciudad, un proceso abierto a la ciudadanía donde han participado ya representantes de asociaciones de vecinos y entidades cívicas, de usuarios de los servicios públicos, del mundo de la enseñanza, de la economía, del medio ambiente, sindicatos y emprendedores y a todos hemos escuchado y recogido todas las sugerencias, propuestas, quejas y reclamaciones que se nos han planteado, tanto en las sesiones, como on line.

Si quieres dejarnos tu opinión, comentario o sugerencia, te animo a que lo hagas en conversem@pspv-psoevalencia.org o @ConversemVLC


Follow

Get every new post delivered to your Inbox.